Robo a un dragón


Aventura autoconclusiva pensada para las jornadas del CRUPC y ganadora del concurso de módulos.
Fue jugada a la par que la campaña La búsqueda de Sadrie y se caracteriza por ser muy difícil de finalizar con éxito.