Saruman.jpg
Mordamir

Mordamir (Edgard), un entrañable anciano de larga barba blanca, como su túnica. De avanzada edad, incluso para ser semielfo, combinó su devoción religiosa con sus estudios mágicos. Cuando se inició en la magia, esta ya era escasa y la ha visto desaparecer progresivamente, con el anhelo de vivir lo suficiente como para poder perfeccionarse. Su sabiduría es su fuerza.

HAZAÑAS Y DESVENTURAS
Encontrar el camino a Narzal
Derrotar a Cicatriz
Encontrar el templo de Sadrie
Perpetuador de la estirpe del Hechizo de Fuego (don de Mystra)
Derrotar a la tríada
Retroceder en el tiempo para engendrar una hija.

CARACTERÍSTICAS
CLÉRIGO (Mystra) 13 / MAGO 13 / SPELLFIRE 7
Semielfo nacido en Essembra (Eunurac)
1'72 m, 57 kg, 110 años
Alineamiento: NB
Habilidades a destacar:
Curación
Conocimiento sabio
Sordera selectiva
Pérdidas aleatorias de memoria

PARÁMETROS DE PARTIDA


ESTADO: PJ retirado (Elegido de Mystra)
AVENTURAS JUGADAS:
  • La búsqueda de Sadrie
  • El resurgir de los demonios
  • Divinificación u oblivion
  • Cuando Keldar asedió la fortaleza de ónice


OBJETIVOS CUMPLIDOS:
  • Encontrar Sadrie y tocar el orbe del saber
  • Perpetuar la estirpe del fuego mágico

LINAJE: Khaira (hija)

CONJUROS INVESTIGADOS:
  • Burbuja silenciosa de Mordamir
  • Salamander's firebreath spell
  • Vuelevitar

FRASES PREFERIDAS:
  • No privaréis a un anciano de su vara...
  • ¿Qué?
  • Perdona creo que se me ha metido algo en la oreja
  • Cuánto viento hace, ¿no? (no se oye bien)
  • Posadero, tomaré trucha de jarrete, vino del valle de las sombras, y... (añadir lujos y más manjares suculentos)
  • Pues no lo recuerdo...
  • Khaira hija, entrénate con estos enemigos...


LINAJE Y JUVENTUD:

Más allá de la gran cordillera, donde los bosques son frondosos y espesos gracias a la cálida luz del sol que el cielo deja entrever es donde la tribu de la Media Luna vivía. A causa de la gran altitud el aire era puro como ningún otro, y las visitas no eran frecuentes. El poblado era más de lo que un elfo podía desear y allí es donde vivía Irertne, mago elfo y miembro de la guardia del poblado. Pese a que las visitas de los humanos por aquellos bosques eran poco frecuentes, quiso el destino o los dioses que el día que Irertne dirigía una patrulla encontraran a un grupo de humanos husmeando por la zona. Entre ellos se encontraba una bella dama que respondía al nombre de Lustria. Tal era su belleza que el elfo no pudo hacer otra cosa que enamorarse de ella. Así mismo pasó con aquella humana. Después de algunos meses de verse y mantener un idilio a escondidas Irertne decidió abandonar su tribu y junto con Lustria buscaron una montaña donde construyeron una cabaña de madera cerca de un pequeño bosque y un arroyo. Del fruto de su amor nació Mordamir.

Irertne construía maravillosos arcos mágicos que Lustria bajaba a vender a la cercana ciudad de Siria. Así compraban aquello que les hacía falta. Mordamir fue educado en las artes de la magia de la mano de su padre. Mordamir creció y el tiempo no perdonó a Lustria que atada a la corta vida de los mortales pereció aún siendo Mordamir un adolescente. Desde aquel momento Irertne y Mordamir vivieron con gran pesar por la muerte de Lustria, afortunadamente el tiempo todo lo cura y Mordamir siguió aprendiendo de su padre todo lo que pudo. La magia se le daba muy bien y su padre estaba realmente orgulloso de él.

ÁNSIA VIAJERA:

Cierto día Irertne recibió un mensaje mágico del líder de su antigua tribu que le pedía ayuda para combatir un gran mal que amenazaba a su pueblo. Irertne acudió y prohibió a Mordamir que abandonara la casa para ayudarle. Los días pasaron y al cabo de unas semanas el espíritu de Irertne visitó a Mordamir y se despidió de él pues Haldur el demonio había acabado con su vida. La tristeza llenó la vida de Mordamir que juró a su padre que el demonio pagaría por el mal que había hecho. Con el tomo de magia de su padre bajo un brazo, y el bastón de andar de su madre se dispuso a partir. Ocultó la choza con poderosa magia y se dirigió hacia Siria.

Allí buscó más conocimiento, y siguiendo su destino descubrió el gran templo de Mystra, ¿donde sino allí encontraría más conocimiento? Fue aceptado como discípulo ejemplar gracias a su avanzado conocimiento de la magia, y rápidamente aprendió los secretos de la magia curativa de los sacerdotes. Cuando su formación ya estuvo casi completa su tutor le recomendó que viajara por el mundo y de allí aprendiera todo lo que pudiera. Mordamir con ganas de honrar a su padre, pensaba en derrotar a Haldur el demonio y fue en busca de todo aquello que le pudiera ser de ayuda. Viajó hacia la gran ciudad de Lixandria donde visitó su gran biblioteca y aprendió de textos arcanos sobre demonios. Siguió de ahí su ruta hacia varios pueblos pequeños donde se dedicó a ahuyentar a pequeños diablillos y no muertos que molestaban a las gentes de los pueblos así como curar a los enfermos para financiar su viaje.

En un pueblo se encontró con Randal el halfling Cocinero en compañía de quien viajo largos años, de él aprendió los placeres de la comida y crearon recetas con variadas criaturas que pueblan estos mundos. Los años pasaron y Mordamir cada vez se sentía mejor preparado para vencer a Haldur. Se despidió de su amigo Randal que se dirigía al otro lado del mundo cruzando el gran mar para llevar allí su estilo de cocina. Mordamir cruzó las montañas y fue en busca de Haldur guiado por el último diablillo que había expulsado del último pueblo y finalmente lo encontró. Fue un arduo combate pero la magia sacerdotal protegía a Mordamir, que fue lanzando mortíferos conjuros sobre el demonio hasta que finalmente pereció. Habiendo vengado la muerte de su padre sólo le quedaba honrarle buscando más sabiduría. De entre las pertenencias de Haldur recogió un cinto que aún tiene a modo de trofeo.

Siguió su camino por el mundo, y conoció a un círculo de druidas con los cuales intercambió conocimientos durante una larga temporada, allí aprendió los secretos de las plantas y las pociones entre otras cosas. Pasó también bastante tiempo visitando bibliotecas de diversos pueblos e investigó nuevos y poderosos conjuros que hoy conocidos magos utilizan. Como por ejemplo la "Burbuja Silenciosa de Mordamir", un interesante conjuro que aísla al mago del mundano ruido para que pueda concentrarse en sus tareas.

EMPIEZA LA AVENTURA:

El paso de los años ha causado estragos en este pobre anciano que cada día se vuelve más paranoico, a causa de sus grandes conocimientos a veces confunde realidad con leyendas o con el pasado, y sus predicciones ya forman parte de su vida cotidiana. Ahora a su avanzada edad aún tiene fuerzas para aventurarse a la búsqueda del Templo de Sadrie donde los ancianos elfos practicaban la magia más poderosa. Junto a un grupo de aventureros maleducados y de dudosa moralidad intenta conseguir resolver el gran enigma de la entrada al templo de Sadrie.

EL BANQUETE DE MORDAMIR:

Largos años de experiencia aventurera y tras los fogones nos han dejado el menú de su banquete referido:
1º plato:
Ensalada de lechuga cortada a tiras, con cebollitas y carne de pato en conserva, con setas fritas al ajo y perejil.

2º plato:
Entrecot de ternera primavera a la losa de piedra con patatas rellenas de jamón curado a los vientos del Valle del Viento Helado, hechas a las brasas de leña de roble.

Postre:
Flan de huevo de gallina, hecho con bayas buenas, flambeado al ron enano de la Gran Colonia.

Sobremesa:
Un habano cultivado en la Columna del Mundo al aroma del tomillo.
Apetitoso, ¿no os parece?

ÚLTIMAS NOTICIAS:


Mordamir retrocedió en el tiempo para engendrar a su propia hija a tiempo para ayudarla en el presente. Bien, quizá debería decirse que sus planes son que su hija le sustituya en la peligrosa carrera de aventurero, mientras él se dedica a lo que sabe hacer mejor: disfrutar de la vida y de su juventud renovada. ¡Buena suerte Khaira!