jay.jpg
JAY

Jay es un famosísimo bardo errante, facedor y desfacedor de entuertos. Destaca por su vestimenta arcoiris y su sombrero con pluma. En una palabra, Jay es guay.

PERSONALIDAD
DiVeRtIdO y ExTrOvErTiDo
Fátuo
Aventurero
Astuto

CARACTERÍSTICAS
BARDO NV 15
Humano nacido en Alfa (Eunurac)
1'76 m, 69 kg, 27 años
Alineamiento: N
Habilidades a destacar:
Difusión de canciones
*

PARÁMETROS DE PARTIDA


ESTADO: PNJ (1194 - actualidad)
AVENTURAS EN LAS QUE APARECE:
  • El resurgir de los demonios
  • Divinificación u obívion
  • Los gemelos Armblade
ESPECIAL:

HISTORIA:


Este bardo empezó como tantos otros, de taberna en taberna. Su habilidad musical era tan grande que viajó con diversos grupos de aventureros y saqueadores de tumbas. Así desarrolló su capacidad de superviviencia y sus habilidades mágicas.

Su relación con Thilien empieza en una de tantas posadas, en la que Thilien quiso intercambiar su virginidad por el arco mágico de Jay. Y aunque en realidad lo que quería era robarlo, le salió el tiro por la culata, siendo víctima de una relación sexual deshonrosa no deseada y maldito con un geas de no poder volver a tocar un arco en la vida. Desde aquél momento, Jay fue el peor enemigo de Thilien.

Tras una búsqueda infructuosa, Thilien y Jay se enfrentarán en un combate épico.

Aquí tenéis la canción que compuso Jay sobre Thilien:
​Escuchad todos la historia
de Thilien el arquero:
que por un arma de guerra

que por un arma de guerra
se dejó dar por el trasero.

Él suplicó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Y se agachó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Jay la metió: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
¡Cómo dolió! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!

No fue toda su desgracia
su virginidad perdida,
fue maldito a no tocar

fue maldito a no tocar
jamás un arco en su vida.

Él suplicó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Y se agachó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Jay la metió: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
¡Cómo dolió! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!

Decidme qué hará ahora
con su carcaj repleto,
pues todo kobold que mate

pues todo kobold que mate
será jugando al Teto.

Él suplicó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Y se agachó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Jay la metió: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
¡Cómo dolió! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!

¡Vamos todos!
Él suplicó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Y se agachó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
¡Una vez más!

Él suplicó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Y se agachó: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
Jay la metió: ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
¡Cómo dolió! ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!

¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
¡Oooooooohhhh!