El Purgigath


Aunque todos los gnomos dicen que van al pueblo, en realidad hay dos pueblos. El día que ellos fueron conscientes de ello, también descubrieron que ambos pueblos se llamaban de la misma forma. Así que dividieron el nombre en dos mitades, siendo un pueblo Purg y el otro Ijath. La pronunciación se fue limando con los años.

La región consta de estos dos pueblos y un laberinto, en el que sólo los guías se mueven con relaiva facilidad. Parece ser que el templo está en medio del laberinto. Un reconocimiento aéreo sería útil, pero, como es primavera, hay un 10% de que haga sol, un 40% de que llueva y un 50% de que haga niebla. A causa del mal tiempo es posible que a 30 metros soplen fuertes vientos que impidan un vuelo sostenido. Los aventureros pronto decubren que no pueden saltar los arbustos que forman el laberinto (de 30 metros del alto), ni atravesarlos sin sufrir heridas horribles, y que quemándolos desprenden gas venenoso. Además, se prohibe explícitamente la entrada al laberinto de noche, pues el mago Geek, guardián el laberinto, duerme y los monstruos que su poder contiene campan a sus anchas.

El porqué de todo este derroche de poder e infortunios contra los héroes se debe a que en algún lugar de esta región difícilmente explorable por medios convencionales, se encuentra el legendario templo de Sadrie. El templo es de origen élfico. Esta es la pista principal por la que se tienen que guiar en la exploración de la zona. A través de los retazos que ha dejado la antigüedad en el presente, desde antigüos monumentos hasta costumbres cotidianas inexplicables desde un punto de vista gnómico, los aventureros desentrañan la localización del templo.