Daga lacerante (daga de Urical)



Características:


Esta daga fue creada por un oscuro sacerdote para un necromante que despreciaba a su dios, pese a todos los favores que a través de él, recibía el mago. La daga tiene una empuñadura ricamente trabajada, pero la hoja es de color rojo oscuro, como si se hubiera oxidado. Se comportará como una daga +1, hasta que el personaje esté a punto de morir (3 puntos de golpe o menos). En ese momento mostrará su poder: tomará posesión de la mano de su amo y la usará para clavarse él mismo la daga. Pero en lugar de inflingirle 1d4 puntos de daño, le curará 1d4 puntos de daño. Esta curación se podrá realizar hasta 5 veces por día. Después de eso, herirá a cada golpe.

La daga nunca curará a nadie más que el propietario, y puede ser usada como arma de combate sin ningún miedo. La daga debe clavarse hasta la empuñadura para curar. Al ser retirada queda una cicatriz que en 1d6 días se volverá negra y no desaparecerá. La daga sólo podrá clavarse para curar en cualquier sitio del cuerpo donde no haya una cicatriz. Por esta razón el propietario puede quedar cubierto totalmente por estas horribles cicatrices y acabar perdiendo puntos en carisma.

Historia:


Esta daga perteneció a un antiguo nicromante, Urical, que según los escritos tenía el cuerpo cubierto por cicatrices. Urical fue derrotado por el mago Circe, quien convirtió la daga en su arma personal a partir de entonces.